Cuando la política y el deporte se mezclan

(Foto: AP)

 

El viejo dicho de que el fútbol es el reflejo de la sociedad se ha vuelto realidad en el país del “soccer”. La realidad que en Estados Unidos este tema nunca fue algo tan relevante como lo es ahora. Todo el mundo sabe lo que está ocurriendo en Estados Unidos y que después de sólo 13 días el mandato del nuevo presidente se comienzan a ver ciertos planteamientos dentro del fútbol de ese país que pueden unir o destruir al equipo a largo plazo.

En la historia del fútbol, se sabe de jugadores que han sido muy vocales con su punto de vista político. Gente como Sócrates durante el régimen militar que fue piedra angular de la Democracia Corintiana. Carlos Caszely fue otro rebelde que se enfrentó a Augusto Pinochet. Hasta se puede ver lo que hizo George Weah en el ambiente político en su Liberia natal.

Durante los últimos días los jugadores de la selección, todos jugadores de la MLS han hablado del tema de una manera muy abierta. En una entrevista con revista Sports Illustrated, Michael Bradley declaró su oposición a la prohibición de musulmanes que ordenó la nueva administración de ese país.

El jueves, se le preguntó lo mismo a Alejandro Bedoya, volante de Philadelphia Union, que es de familia colombiana. Su padre y su abuelo jugaron fútbol en Colombia antes de mudarse a Estados Unidos.
“(Estas personas) no son terroristas. Esta retórica es una locura y está mal la manera que etiquetamos a la gente.”

Este tema se volvió controversial cuando habló Geoff Cameron, el central de Stoke City que justo está con la selección recuperándose de una lesión. Cameron no ha sido esquivo con sus comentarios apoyando al presidente actual. Hasta mostró su placer con la elección del nuevo presidente el día después de que el país fue a las urnas.

“La gente lo ha dicho. Es el momento para que América se una. Vivimos en el mejor país del mundo hoy y lo será mañana.”

 

 

“Creo que es importante apoyar a nuestro presidente si lo votaste o no”, dijo Cameron. “Tiene sentido que se haga una pausa temporal en el proceso de inmigración con el objetivo de evaluar y mejorar los procesos de investigación. Estados Unidos es uno de los países más generosos y compasivos. Nuestra habilidad de cuidar y apoyar a otras naciones y refugiados más necesitados reside en nuestro propio sentido de seguridad. Si nosotros no nos sentimos seguros, ¿entonces cómo vamos a proteger a los demás?”

(Geoff Cameron en un partido del Stoke | Foto: Getty Images)

 

Los más irónico de ese comentario es que Cameron es un “inmigrante” jugando en Inglaterra.

Lo que se tiene que tener en cuenta es que Cameron tiene compañeros de equipo como Bedoya y Darlington Nagbe de los Portland Timbers. Nagbe, viene proveniente de Liberia. Él jugador que ahora defiende los colores estadounidenses dejó ese país con su familia cuando tenía solamente 11 años de edad.

Bedoya en sus comentarios mencionó a Nagbe y dijo que hay personas que necesitan la ayuda de otros. “Estamos en un momento de crisis humanitaria. Al darle la espalda a algunas de estas personas y etiquetarlos como terroristas o prohibirle entrada no es algo americano.”

También hay jugadores nacidos en Estados Unidos como Steven Beitashour y Justin Meram que juegan para las selecciones de Irán e Irak respectivamente.

(Steven Beitashour con Irán | Foto tomada de goal.com)


Cuando las cosas van bien, todos estaban juntos, pero cuando el rendimiento aflojó ese comentario de Howard acentuó más una división que había presente dentro del vestidor estadounidense. Su reciente racha de malos resultados que eventualmente le abrieron el camino al despido de Jürgen Klinsmann, dejar uno poco de sangre en el ojo.

Este tipo de opinión no ha sido la única que se ha hecho pública por un jugador estadounidense. El exarquero de Everton, Tim Howard, explotó contra el animador de televisión Fernando Fiore en la premiación de la Copa Oro en el 2011 por “hablar en español”. Howard también fue uno de los jugadores más vocales en los últimos meses cuando había mencionado que algunos de sus compañeros de selección que nacieron en el exterior “no sentían la camiseta”.

No que se le olvidó mencionar a Howard fue que Jones es el jugador más consistente de la selección durante los últimos tres años. El volante de contención que ahora juega con Los Angeles Galaxy. Así que una crítica tan general sobre un grupo de jugadores puede causar divisiones.

Señoras. Señores. Esto es algo que cambia no sólo el ambiente social. Cambia las cosas dentro del vestidor y la gravedad puede ser algo importante. Esperemos que no sea así.

 

 

Tablas y Calendarios

 

 

 

Columnistas

Más Recientes

Enlaces