El vaivén del Campeonato Ecuatoriano

(Fotos: estadio.ec | eldiario.ec)

 


No es la primera vez y no creo sea la última, que clubes de la primera B que se pelean hasta el último para estar en la serie principal y en menos de un año vuelvan a donde siempre estuvieron y quizás no deberían salir.

Y no es ofensa ni discriminación, sino que los resultados están a la vista. No es posible que esto prácticamente se convierta en un circo en pleno siglo 21 y en un fútbol que ya es reconocido a nivel internacional por su calidad, pero que con estos hechos lo desdicen.

La culpa no es sólo de los jugadores sino del entorno: de Federación, de directivos, de hinchas y hasta del periodismo. Sí, porque el club y los dirigentes son avalados por la F.E.F. que además permite transgredir el reglamento al permitir que los pagos a las deudas sean aplazados cada mes hasta que se hacen impagables, que cada semana se lleguen a acuerdos que no son públicos y por ende es una burla para todos. O que se permitan roles de pagos con firmas falsificadas; ojo dicho por los propios jugadores; para permitir que jueguen. Gracias a la Conmebol ahora habrá licencia a los clubes para que puedan participar en los torneos nacionales e internacionales con calidad certificada.

A continuación enlazo la responsabilidad de directivos y jugadores; los primeros deben ser objetivos y conscientes de lo que es manejar de manera seria a una institución, no es de que porque tengo un capital y quiero ser reconocido por la familia o una localidad me meto a dirigir un club de fútbol. No señores, no es una hacienda; debo saber de fútbol, rodearme de un personal capacitado y ser bien asesorado, con el propósito de quedarme por largo tiempo pero haciendo buena historia. Los jugadores además de ejercer bien la profesión; dentro y fuera de la cancha; tienen que ser copartícipes del proyecto, luchar en conjunto, velar por sus intereses, y aquí está inmiscuida la asociación de futbolistas que sólo para ciertos casos son exigentes o aparecen para solucionarlos. Mientras compartan intereses no saldrán adelante, tiene que ser autónoma y decidora.

Los hinchas deben dejar de ser resultadistas o como se dicen comúnmente "noveleros" apoyen yendo a los estadios o haciéndose socios del club para que no sea sólo un equipo de fútbol. Sino que con su aporte haya buenas contrataciones de técnicos y jugadores. Ustedes son parte del campeonato nacional.

Los periodistas ser más ecuánimes, no digo todos, sino ciertos que se escudan en un micrófono o una computadora para tapar o solapar irregularidades que se cometen a nivel general. Dejen de ser amigos y cumplan sus funciones para las que se prepararon.

Lo de Fuerza Amarilla y Clan Juvenil es producto de todo lo escrito: Directivos que se fueron y regresaron, de técnicos que duraron sólo horas en el puesto, de jugadores divididos. Que no se presentaron a jugar y actuaron juveniles, favoreciendo a unos y perjudicando a otros. Fueron los equipos que menos partidos ganaron, más perdieron, los más goleados, los que menos goles hicieron; y por ende los que menos público llevaron a los estadios.

Que nos quede de ejemplo y deje de ser EL VAIVÉN DEL CAMPEONATO.

 

Tablas y Calendarios

 

 

Columnistas

Más Recientes

Enlaces