Pacquiao gana por decisión unánime y arrebata el título welter de la OMB

06-Nov-2016 01:21 am Boxeo Redacción

(Foto: AP)

 

El filipino Manny Pacquiao tuvo un regreso triunfal a los encordados al vencer por decisión unánime al mexico-estadounidense Jessie Vargas y así recuperar el título welter de la Organización Mundial de Boxeo.

Las tarjetas de los jueces fueron 118-109, 118-109 y 116-113 a favor del boxeador filipino quien se había retirado por un tiempo del ring.

'Pac-Man' dominó por completo la pelea de principio a fin haciendo ver mal al entonces campeón. Vargas no atinó nunca a poner en peligro a su retador y acabó llevándose los golpes más fuertes de la pelea.

Fue en el segundo round cuando llegó el primer gran susto para Vargas luego que u na izquierda corta de Pacquiao lo hiciera tambalear y lo mandara a besar la lona. El mexico-estadounidense estaba herido en el orgullo lo que lo hizo recobrar la vertical de manera inmediata aunque el daño ya estaba hecho.

Vargas intentó inquietar a Pacquiao con jabs que no lograban su destino, mientras el filipino con su tradicional velocidad impactaba constantemente al entonces campeón.

Jessie Vargas lucía cansado y lento, presa de los golpes de Pacquiao quien se vio como en sus mejores momentos y que no lució fuera de tono pese a los meses que estuvo fuera del ring.

Con la pelea controlada y sabedor que solo un KO le podía quitar el triunfo, Pacquiao trabajó a modo la pelea ante Jessie Vargas, quien intentó venir de atrás para mandar a la lona al 'Pac-Man' y así, de manera fortuita, retener el cetro que estaba en juego.

Al final del doceavo asalto, ambos boxeadores levantaron los brazos en señal de triunfo aunque el destino iba a decidir que Pacquiao se quedara con el campeonato.

El también senador filipino se quedó con el triunfo y con un récord de 59-6-2, en tanto Jessie Vargas cerró con una marca de 28-2.

Como detalle final, en la arena de Las Vegas se hizo presente Floyd Mayweather, uno de los últimos verdugos de Manny Pacquiao lo que levantó suspicacias sobre una posible segunda pelea entre ambos boxeadores. Con solo su presencia, el estadounidense lanzó un reto que será imposible obviar para el filipino.

 


Fuente: Univisión