Sao Paulo, con Arboleda como figura, consigue empate de visita en Sudamericana

 

(Foto: Marcelo Manera | AFP)

 

El defensor ecuatoriano Robert Arboleda fue titular y se mantuvo durante los 90 minutos, siendo un líder en el bloque posterior del elenco paulista.

Sao Paulo, que jugó buena parte del partido con diez jugadores, rescató un valioso empate sin goles en su visita a Rosario Central, que también sufrió un expulsado por la ida de la primera ronda de la Copa Sudamericana, este jueves en Rosario.

La igualdad en cero deja abierta la serie con miras al desquite, que se disputará el miércoles 9 de mayo en Sao Paulo.

Frente a un adversario experimentado en duelos internacionales, Rosario Central opuso un plantel juvenil, con menos roce pero de abundante despliegue y con mucho temperamento para imponerle condiciones a un rival que buscó hacerse dueño del mediocampo de inicio.

De a poco, Central empezó a inquietar con incursiones por los costados, sobre todo con la velocidad de Maxi Lovera por el carril derecho, y por ese lado llegó la primera ocasión clara, pero Marco Ruben cabeceó desviado.

El panorama para el conjunto paulista empezó a complicarse con la baja de Reinaldo, que sintió un tirón muscular al enviar un centro desde la izquierda, por lo que debió entrar Lucas Fernandes y el DT uruguayo, Diego Aguirre, ensayó varios cambios en el esquema.

Pese a su poca tenencia del balón, Sao Paulo se las arregló para crear una buena oportunidad con un desborde por derecha que derivó en la llegada solitaria del veloz Nené, que remató cruzado y encontró una sólida respuesta del arquero Jeremías Ledesma, en la mejor llegada paulista en la primera parte.

Sin embargo, Sao Paulo de nuevo se complicó solo, cuando el zaguero Rodrigo Caio vio la tarjeta roja por un codazo que le provocó un corte en la cara a Ruben.

Así, Aguirre dejó como único punta al colombiano Santiago Tréllez, aunque el escurridizo Nené se las arreglaba para inquietar en cada excursión ofensiva.

 

 

- Central desordenado -
El descanso le vino bien al Sao Paulo, que se mostró ordenado y muy concentrado durante la segunda parte, frente a un Central que intentó hacer valer la diferencia numérica, pero buscó desequilibrar con desorden y poca claridad.

Del otro lado, Nené aprovechó cada ocasión que tuvo para crear zozobra en la zaga ‘canalla’, y por dos veces estuvo a centímetros de festejar, primero con una media vuelta que salió junto al palo izquierdo y luego con un bombazo angulado que reventó el travesaño.

Bien agrupado en su campo, Sao Paulo se aferró al cero y consiguió hacer su negocio, para lo cual le cerró los caminos a Central, que comenzó a ponerse nervioso y, ante la impotencia de no poder pisar el área visitante, intentó con remates de media y larga distancia, sin precisión.

Con mucho oficio y solvencia, el visitante resistió los embates de un Central entusiasta, pero que no pudo, o no supo, aprovechar las circunstancias favorables que tuvo para conseguir un triunfo, e incluso acabó sufriendo la expulsión de Federico Carizzo por doble amarilla a los 81 minutos.

Dentro de un mes deberá acudir el equipo canalla a suelo brasileño para jugarse a todo o nada, frente a un Sao Paulo que tendrá la oportunidad –y la obligación- de ser otra vez protagonista.


Por: Afición Central y AFP

 

 

 

Tablas y Calendarios

 

 

 

Columnistas

Más Recientes

Enlaces