Mancini, un guía de experiencia para impulsar el renacimiento de Italia

Roberto Mancini Italia

 

Roberto Mancini, presentado este martes como nuevo seleccionador de Italia, es un hombre de experiencia internacional que deberá liderar el renacimiento de los "azzurri", que tocaron fondo con el último fracaso mundialista.

Mancini llega al banquillo de una Italia que vive uno de los momentos más bajos de su historia futbolística, lastrada por la insuficiente gestión del anterior preparador, Gian Piero Ventura, principal cara visible del histórico fracaso vivido en noviembre del 2017 en la repesca contra Suecia.

Para cambiar página y abrir un nuevo proyecto deportivo, la Federación de Fútbol italiana (FIGC) decidió apostar por un entrenador que acumula más de 18 años de experiencia y que conquistó trofeos en Italia, Inglaterra y Turquía.

Mancini, nacido en Jesi (centro) hace 54 años, fue uno de los mejores mediapuntas italianos de los años 80 y 90 y es un símbolo del Sampdoria, con el que fue campeón de Italia en 1991 y de la Recopa 1990, y del Lazio, con el que ganó la Recopa de 1999.

Tras su brillante carrera futbolística, terminada con trece trofeos y la tercera plaza en el Mundial de Italia 1990, Mancini empezó su carrera como técnico en el 2000, como segundo entrenador del Lazio.

Fue el comienzo de una trayectoria exitosa, que vio al "Mancio", como es apodado en Italia, dirigir al Fiorentina, al Lazio, al Inter de Milán, que entrenó en dos diferentes etapas, al Manchester City, al Galatasaray y al Zenit San Petersburgo.

 

 

Sus primeras grandes satisfacciones llegaron en el banquillo del Inter, al que dirigió entre 2004 y 2008 y con el que conquistó tres Scudetti (títulos ligueros) y cuatro Copas Italia, al mando de un equipo que contaba con jugadores como el sueco Zlatan Ibrahimovic o el brasileño Adriano Leite.

Tras un año de inactividad, Mancini firmó por el Manchester City, un conjunto decidido a armar a base de los millones del presidente emiratí Mansur bin Zayd Al Nahyan una plantilla capaz de pelear a la par con los grandes de Inglaterra.

En 2011, el técnico italiano conquistó la FA Cup, la Copa nacional, y el curso siguiente selló una histórica Premier League (2012), gracias a la aportación de jugadores como los argentinos Sergio "Kun" Agüero o Carlos Tévez, el español David Silva, el marfileño Yaya Touré o el inglés Gareth Barry.

Al acabar su trayectoria inglesa, Mancini conquistó una liga turca con el Galatasaray, antes de regresar al Inter, con el objetivo de levantar a un club en grave crisis de juego y resultados.

Sus últimas experiencias, tanto en el Inter como en el Zenit, no dieron los resultados deseados, ya que los dos equipos no lograron hacerse con una plaza en la Liga de Campeones.

Sin embargo, los resultados alcanzados a lo largo de su carrera convencieron a la FIGC para entregarle el cargo de seleccionador absoluto de Italia, convencidos de que su liderazgo y experiencia son los adecuados para abrir una nueva época del fútbol transalpino.

Mancini deberá gestionar un momento de cambio generacional, sin Gianluigi Buffon, Daniele De Rossi o Andrea Barzagli, y su principal reto será el de trabajar a nivel mental con una plantilla que, tras el fracaso mundialista, perdió confianza.

Hará falta todo el carácter de "Mancio" para armonizar a un nuevo grupo, con una mezcla de jóvenes y jugadores expertos, con la mirada puesta en la Eurocopa de 2020.


EFE

 

 

 

Tablas y Calendarios

 

 

 

Columnistas

Más Recientes

Enlaces