Auburn gana el Iron Bowl y sueña con el título de la NCAA

Auburn siguen soñando con el título de la NCAA. En la rivalidad que divide al estado de Alabama, los Tigers le quitaron el invicto al Crimson Tide al ganar el Iron Bowl 26-14, con lo que ganan la división Oeste del SEC y disputarán el Juego por el Campeonato de la conferencia la próxima semana y así se mantienen con vida las esperanzas de los de azul y naranja de llegar al College Football Playoff.

Espectacular partido de la defensiva de los Tigers, quienes limitaron a 208 yardas por tierra al Tide. Suena ridículo, pero fue la cuarta menor producción terrestre de Alabama en el año, pusieron el partido en el brazo de Jalen Hurts y el quarterback no lo pudo ganar.

Los Tigers no podían permitirse ir abajo y pegaron primero. En una larguísima serie de 95 yardas, convirtieron tres veces en tercera oportunidad por aire, siendo la última una jugada de laboratorio en la que el corredor Kerryon Johnson hizo el 'jump pass' a lo Tim Tebow para encontrar a Nate Craig-Meyers y así abrir el marcador.

Tras un balón suelto de Hurts, Auburn tenía la posibilidad de ampliar a doble dígito la ventaja, pero Jarrett Stidham no controló un centro, se desesperó al intentar levantar el balón y Da'Ron Payne salió con el balón.

 

 

Par de series después, Alabama empató el partido en pase de 36 yardas de Hurts con Jerry Jeudy, pero en la última jugada del medio, Daniel Carlson le regresó la ventaja a Auburn con su patada de 33 yardas.

Bo Scarbrough culminó la primera serie del Tide en la segunda mitad con un acarreo de anotación de 21 yardas y el aire se iba del Jordan-Hare Stadium. Parecía que la temporada terminaba a manos del odiado rival pero la ofensiva, encabezada por Johnson y Stidham, dio un paso al frente en el momento más crítico de la temporada.

Otra patada de Carlson puso el partido 14-13 a la mitad del tercer cuarto y tras obligar a despejar a Alabama, fueron machacando a la defensa por tierra y Johnson voló sobre la línea desde la yarda 1 para recuperar la ventaja, 20-14.

 

Entonces Alabama hizo algo que rara vez hace: se desesperó y se equivocó. A instantes de terminar el tercer cuarto, JK Scott no controló el centro en un gol de campo que hubiera recortado a tres y entregó el balón. Acto seguido, Auburn tomó el balón y recorrió todo el campo para conseguir otro touchdown, cortesía de Stidham, y aunque fallaron la conversión ganaban por dos posesiones, 26-14.

El Tide llegó en sus dos siguientes series a terreno rival, pero se estancó antes de cruzar la 30 del rival, perdiendo el balón en cuarta oportunidad en ambas ocasiones.

Partido, división y posibilidad de ganar la conferencia para Auburn. Pese a tener dos derrotas, si vencen en Atlanta el próximo fin de semana a Georgia ,a quien ya le quitaron el número 1 hace unas semanas, podrían pelear por ser uno de los cuatro equipos que estén en las semifinales. Necesitan un poco de ayuda, sobre todo que Oklahoma no gane su conferencia, pero siguen vivos pese a que muchos los daban por muertos a mitad de octubre.

Alabama, si bien no podrá refrendar su tricampeonato del SEC, prácticamente tiene garantizado un puesto entre los cuatro de las semifinales, ya que son uno de apenas cuatro equipos de las principales cinco conferencias con una derrota nada más, por lo que tienen su lugar en las semifinales prácticamente asegurado, ya que Miami y Clemson jugarán la próxima semana y Georgia u Auburn también, por lo que al menos uno de esos cuatro caerá.

Las últimas dos ocasiones que Auburn ganó el Iron Bowl, los Tigers ganaron el SEC y llegaron al juego por el Campeonato Nacional. ¿Se repite la historia? Se vale soñar, al menos por una semana más.

 

Fuente: Marca.com

Tablas y Calendarios

 

 

Columnistas

Más Recientes

Enlaces