Los Seattle Seahawks les propinan las segunda derrota a los Eagles

04-Dec-2017 06:00 pm NFL Redacción

"Que no hay mal que no cure pero tampoco bien que le dure cien años", canta Luis Eduardo Aute en 'Sin tu latido', una estrofa que queda como anillo al dedo para el partido del domingo por la noche de la semana 13, en el que los Seattle Seahawks, otrora uno de los mejores locales de la liga pero que las lesiones contribuyeron a perder sus últimos dos en casa, terminaron con la racha de nueve victorias consecutivas de Philadelphia al ganar 24-10.

Algunos dirán que esto valida la noción de que el registro de Filadelfia está inflado ya que solo han vencido a un equipo que actualmente tiene marca ganadora, pero la realidad es que no jugaron mal (ganaron en yardaje 425 a 310), pero todos los momentos clave fueron a favor de los locales.

Nadie negará que los Eagles no mostraron su mejor versión en la primera mitad. De hecho, Carson Wentz lanzó para apenas 45 yardas en los dos cuartos iniciales y Filadelfia solo consiguió tres puntos en una serie de 16 jugadas que se vio afectada por un castigo en zona roja. Esos puntos sirvieron para reducir el margen a 10-3, ya que Seattle anotó un gol de campo en su serie inicial y un touchdown en la tercera, en la que movieron las cadenas par de veces por castigos de la defensiva visitante.

 

 

Pese al dominio, Filadelfia se quedó a pulgadas de empatar el partido al inicio del tercer cuarto, pero Wentz soltó el balón al intentar alcanzar la zona de anotación, el balón salió por el fondo y Seattle tomó el balón.

 

 

Puntos que no haces, puntos que te los van a hacer. Ayudado de nuevo por par de castigos que movieron las cadenas, Seattle recorrió 80 yardas hasta las diagonales 'dos veces'. La primera no contó porque la punta del zapato de Doug Baldwin salió en la yarda 2, y tres jugadas después ya fue legal la anotación en pase de Wilson con Lockett.

 

t

 

Urgidos de puntos, Filadelfia se fue sin puntos por segunda serie consecutiva pese a llegar dentro de la 30 del rival. En esta ocasión, la desesperación hizo mella del coach Pederson, ya que optó por jugársela en cuarta y tres con cuatro minutos por jugar en el tercer cuarto. No salió como hubieran querido.

Seattle ahora no sacó puntos de esta entrega y Filadelfia volvió al partido en un pase de anotación de Wentz con Agholor de 27 yardas con 12:08 por jugar, pero la defensiva no pudo hacer el trabajo gracias a dos genialidades de Russell Wilson, quien hizo un 'pitch' improvisado para mover las cadenas en tercer down y luego compró tiempo, como ha hecho todo el año, para llegar a zona roja. Dos jugadas después, lanzó un pase perfecto con J.D. McKissic para el 24-10.

Filadelfia, de nuevo con la presión de anotar dos touchdowns, se quedó con las manos vacías al fallar otra vez en cuarta oportunidad en terreno rival y, pese a que forzaron un tres y fuera, entregaron de nuevo el balón cuando Wentz buscó la anotación desde medio campo, pero voló a su receptor y encontró las manos de Byron Maxwell.

Victoria que es oro puro para Seattle, que regresa a los puestos de comodín y sigue apenas un juego por detrás de los Rams en la división Oeste de la NFC, mientras que Filadelfia deja ir su racha de nueve triunfos en fila y caen del liderato de la Nacional, que ahora tiene Minnesota por criterios de desempate.

 

Fuente: Marca.com

Tablas y Calendarios

 

 

Columnistas

Más Recientes

Enlaces